La actividad física, uno de los pilares de la buena salud

No deje que el invierno le reste vitalidad

Actividad fisica

En pleno siglo XXI, la agitación y el sedentarismo propios de la vida contemporánea nos han restado tiempo valioso para la práctica de alguna actividad física, algo tan importante para conservar la vitalidad y la buena salud.

El cuerpo humano ha sido diseñado para moverse, caminar y correr, y no para pasar largas horas sentado trabajando ante el computador, mirando la televisión o jugando, en el caso de los más jóvenes, videojuegos.

Si a la falta de actividad física le sumamos el frío propio de la estación invernal, esto resulta en falta de vitalidad, decaimiento y estrés. Seguidamente, le ofrecemos unas ideas plenas de energía para que mantenga su buena salud:

Tome agua. Pese a las bajas temperaturas, recuerde siempre hidratarse. El agua es vital para el organismo.

Respire. Inhale y exhale suavemente, sobre todo cuando se sienta agobiado por el trabajo y las preocupaciones. Respirar nos renueva.

Estírese. Imite a los gatos. Ellos empiezan su día estirando cuidadosamente cada músculo. El estiramiento minimiza el riesgo de lesiones.

Camine. En el trabajo no utilice el elevador, suba las escaleras. Camine unos 30 minutos al día, y si no dispone de mucho tiempo, divídalos en dos sesiones de 15 minutos cada una para mantener la buena salud.

Muévase. Practicar un deporte es una buena idea, pero si no le gusta la actividad física, llámese deporte o asistir al gimnasio, puede tomar unas clases de baile. El principio de toda actividad física es moverse.